¿Porqué Predico el Evangelio del Reino?

¿Porqué Predico el Evangelio del Reino?

“Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin” Mateo 24:14 (LBLA) Cuando predico sobre el "REINO" me refiero al señorear de Dios con su gobierno eterno sobre toda la creación. Esto incluye entender que la iglesia (ekklesía) no es el Reino entero, sino solo su principal agente de proclamación y aplicación. 1. El mensaje del Reino (gobierno) conecta toda la Biblia y todos sus pactos con el Mandato Cultural original que se encuentra en Génesis 1:28 (LBLA): “Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.” El Evangelio Desconocido 8 Este pasaje es nuestro punto de partida. No se pueden interpretar correctamente el resto de pactos bíblicos, incluyendo el Nuevo Pacto, sin el Mandato Cultural que es el pacto original de la creación, en el que muestra a toda la humanidad nuestro propósito en la Tierra. 2. El mensaje del Reino (gobierno) conecta a Jesús en su doble papel como Creador y Redentor (Juan 1:3, 11, 14, 3:16). Los que predican que la cruz es solo para la redención individual se pierden la verdad de que Jesús murió en la cruz del Calvario con el propósito de reconciliar todas las cosas en el orden creado de vuelta a Dios. “Y por medio de Él reconciliar todas las cosas consigo, habiendo hecho la paz por medio de la sangre de su cruz, por medio de El, repito, ya sean las que están en la tierra o las que están en los cielos.” Colosenses 1:20 (LBLA) 3. El mensaje del Reino (gobierno) lleva a la iglesia (ekklesía) de nuevo a la narrativa general que revela el propósito final de Dios por la cruz y la iglesia (ekklesía), en vez de solo enfocarse en diferentes subapartados de las escrituras: la reunión con todas las cosas bajo el señorío de Cristo. “9 Nos dio a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Él, 10 con miras a una buena administración en el cumplimiento de los tiempos, es decir, de reunir todas las cosas en Cristo, tanto las que están en los cielos, como las que están en la tierra. En El 11 también hemos obtenido herencia, haEl Evangelio Desconocido 9 biendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de su voluntad.” Efesios 1:9-11 (LBLA) 4. El mensaje del Reino (gobierno) es un mensaje generacional que conecta los puntos entre la simiente de la mujer (“Y pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza, y tú lo herirás en el calcañar.” Génesis 3:15, LBLA) y la simiente de Abraham, que se convertiría en la iglesia (ekklesía) (“Y si sois de Cristo, entonces sois descendencia de Abraham, herederos según la promesa.” Gálatas 3:29, LBLA) que, como hijos de Dios, son llamados para bendecir a todas las familias de la tierra: “1Y el Señor dijo a Abram: Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. 2Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3Bendeciré a los que te bendigan, y al que te maldiga, maldeciré. Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra.” Génesis 12:1-3 (LBLA) Reinar en la tierra: “5Y no serás llamado más Abram; sino que tu nombre será Abraham; porque yo te haré padre de multitud de naciones. 6Te haré fecundo en gran manera, y de ti haré naciones, y de ti saldrán reyes. 7 Y estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia después de ti, por todas El Evangelio Desconocido 10 sus generaciones, por pacto eterno, de ser Dios tuyo y de toda tu descendencia después de ti.” Génesis 17:5-7 (LBLA) “9Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios a gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación. 10Y los has hecho un Reino y sacerdotes para nuestro Dios; y reinarán sobre la tierra.” Apocalipsis 5:9-10 (LBLA) Y poseer las puertas de nuestros enemigos: “De cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos.” Génesis 22:17 (LBLA) Esto significa que el mensaje del Evangelio es radical y aplicable para que los hijos de nuestros hijos participen en la política, la política pública, la economía y todos los asuntos prácticos de la vida que se encuentran bajo la influencia del Reino y su bendición. 5. El propio mensaje del Reino (gobierno) da a Cristo su lugar como Rey de reyes y Señor de señores, ya que cada rey debe tener un Reino para calificarse como rey. Separar el Evangelio del Reino (gobierno) de Dios es un intento de dar buenas noticias que solo se aplican a la próxima vida, la vida eterna. Esto acaba con el poder de las profecías mesiáEl Evangelio Desconocido 11 nicas que hablan del llamado de Jesús como gobernante sobre las naciones (léase Génesis 49:10; Salmo 2:9-11, Salmo 110:1-3; Isaías 9:6.7; Daniel capítulos 2, 4, 7 y Lucas 1:31-33). 6. La predicación del Reino (gobierno) motiva y da libertad a todos los santos de la iglesia (ekklesía) a servir como ministros del Señor en Su Reino (solo el 2 o 3% de todos los cristianos están llamados a servir en el ministerio de la iglesia (ekklesía) a tiempo completo). Todo Reino necesita de arquitectos, abogados, jueces, educadores, sociólogos, políticos, economistas, trabajadores sociales, escritores, etc. Comprender esto es emocionante para todas las personas en la iglesia (ekklesía) debido a sus diversos llamados para servir a Dios en el mundo laboral. 7. Predicar el Reino (gobierno) libera el Espíritu Santo para inspirar creatividad. El primer mover del Espíritu Santo no fue en el día de Pentecostés, sino cuando el Espíritu se cernía sobre la tierra sin forma, vacía y oscura. Así pues, el Espíritu Santo fue un elemento importante en el orden creativo de Dios para el planeta Tierra. “1En el principio creó Dios los cielos y la tierra. 2Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. 3Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz.” Génesis 1:1-3 (LBLA) Es por esto que el Espíritu Santo sigue emocionado y se mueve sobre portadores de la imagen de Dios dando creatividad mientras desarrollamos nuestra vocación en el ámbito El Evangelio Desconocido 12 laboral. ¡Los más grandes compositores, músicos, deportistas, escritores, poetas, dramaturgos y cineastas deben salir de nuestras iglesias (ekklesías)! ¡Las universidades más grandes (tales como Harvard, Yale y Princeton que se fundaron cuando la iglesia (ekklesía) predicó el Reino en los siglos XVII y XVIII) deben ser fundadas por cristianos! ¡Los hospitales y las grandes organizaciones de caridad deben ser fundadas por cristianos y por las iglesias (ekklesías)! Alcaldes, gobernadores y futuros presidentes deben salir del Cuerpo de Cristo, porque estamos llamados a poseer las puertas de nuestros enemigos y en nuestro ADN espiritual poseemos reinado y gobierno. “5Y no serás llamado más Abram; sino que tu nombre será Abraham; porque yo te haré padre de multitud de naciones. 6Te haré fecundo en gran manera, y de ti haré naciones, y de ti saldrán reyes. 7Y estableceré mi pacto contigo y con tu descendencia después de ti, por todas sus generaciones, por pacto eterno, de ser Dios tuyo y de toda tu descendencia después de ti.” Génesis 17:5-7 (LBLA) 8. El Reino (gobierno) es lo que Jesús, Juan el Bautista, los apóstoles y Pablo predicaron y es el tema principal del Nuevo Testamento (léase Mateo 3:2, 4:17,23; Marcos 1:15; Hechos 28:31). 9. El mensaje del Reino (gobierno) hace que la iglesia (ekklesía) sea más específica en su enfoque hacia el ministerio ya que, por su mismo nombre (Reino), nos desafía a pensar en cómo nosotros como creyentes (ciudadanos) poEl Evangelio Desconocido 13 demos ser colectivamente mayordomos del orden creado y gobernar la tierra. 10. Si el mensaje del Reino (gobierno) fuese recibido y predicado de nuevo por la mayoría de los verdaderos creyentes (ciudadanos), sin duda daría como resultado culturas redimidas, ciudades transformadas y una reforma bíblica en naciones enteras. Entonces las naciones serían libres de cualquier juicio o de la extinción por no seguir el patrón establecido en la ley del Reino (gobierno), en la inmutable Palabra eterna de Dios para la estructuración de las naciones. Por lo tanto, la única esperanza para el mundo es la predicación y la aplicación del mensaje del Reino (gobierno). En otras palabras, Haití, India, África y muchos "países del tercer mundo" no necesitan otra cruzada de sanidad, lo que estos países necesitan es un apóstol del gobierno que se convierta en presidente y traiga el Reino (gobierno) y el orden y erradique la corrupción. 11. El mensaje del Reino (gobierno) anuncia la herencia de Jesús que se encuentra en el Salmo 2:9-11 (LBLA): “9 ‘Tú los quebrantarás con vara de hierro; los desmenuzarás como vaso de alfarero.’ 10Ahora pues, oh reyes, mostrad discernimiento; recibid amonestación, oh jueces de la tierra. 11Adorad al Señor con reverencia, y alegraos con temblor.” ¿Dónde dice en la Biblia que Jesús hubiese muerto en la cruz aunque solo hubiese una persona en la Tierra o un pecador para redimir? ¡He oído predicar esto muchas veces! El Evangelio Desconocido 14 Jesús murió para redimir a naciones enteras y grupos de personas. Esto va junto con nuestra herencia como santos y se encuentra en Efesios 1:10-11 (LBLA): “10Con miras a una buena administración en el cumplimiento de los tiempos, es decir, de reunir todas las cosas en Cristo, tanto las que están en los cielos, como las que están en la tierra. 11En Él también hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de su voluntad.” Es parte del Gran Propósito presente en Mateo 28:19 (“19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.”). ¡Jesús ordenó a los creyentes (ciudadanos) a discipular a todas las naciones, no solo a personas individuales, sino grupos enteros de personas! El discipulado de las naciones era muy común en la historia de la iglesia (ekklesía) temprana. Por ejemplo, cuando los jefes de las tribus germánicas góticas se convertían, luego su gente se convertía también. ¡Naciones enteras eran bautizadas! 12. El mensaje del Reino (gobierno) desafía al liderazgo a ser estudiantes de la Palabra de Dios, para que puedan tener una cosmovisión bíblica en vez de solo predicar mensajes terapéuticos que hagan sentir bien a la iglesia (ekklesía) reunión tras reunión. 13. El mensaje del Reino (gobierno) trae el verdadero discipulado, ya que desafía a cada creyente a estudiar qué dice El Evangelio Desconocido 15 las escrituras en cuanto a su función fuera de la iglesia (ekklesía), a la vez que aprenden el estilo de vida, la cultura y el vocabulario del Reino (gobierno) para marcar la diferencia en un ambiente secular. 14. El mensaje del Reino (gobierno) tiene sentido para todos, especialmente para los revolucionarios que vienen a nuestras iglesias (ekklesía) queriendo cambiar el mundo y se aburren cuando se les dice que el llamado más grande que pueden tener en la vida es servir semana tras semana como ujier o ministro, entre cuatro paredes y para los ministerios de la iglesia (ekklesía) local. Debido a que hemos predicado un Evangelio truncado y limitado hemos perdido a grandes revolucionarios -políticos y hombres de Estado con llamado como Churchill y empresarios como Bill Gates, Steve Jobs y muchos otros-, porque entran en nuestras iglesias (ekklesías) y solo escuchan el mensaje sobre la vida después de la muerte. De este modo, se van y entran en el mundo secular donde sus dones son realmente apreciados. El modo de pensar de la iglesia (ekklesía) actual solo valora y ordena predicadores denominacionales en vez de alimentar y activar el llamado de las personas para la cultura secular como ministros y profetas. Es algo triste, pero, dado el tipo de predicación que escuchamos en nuestras reuniones semanales, muchas iglesias (ekklesías) en la actualidad no tienen cabida para llamados como el de José (el profeta economista que salvó a Egipto e Israel en Génesis 37-50), el de Daniel (quien, como un primer ministro profeta, trajo transformación a Babilonia y Persia) o el de Nehemías (un político que reconstruyó las murallas de Jerusalén). 15. El mensaje del Reino (gobierno) permite a los padres El Evangelio Desconocido 16 reconocer el llamado laboral de sus hijos para discipularlos en base a las escrituras. No todos nuestros hijos están llamados a ser ministros de la iglesia (ekklesía) a tiempo completo, pero todos nuestros hijos están llamados a servir como ministros en el Reino. 16. Los que predican el mensaje del Reino (gobierno) ven importante todo el Antiguo Testamento para aplicar tanto la ley moral (los Diez Mandamientos) como el fundamento de la ley judicial y sus extrapoladas 613 leyes cívicas, las cuales aplican la ley moral a situaciones judiciales específicas con el fin de estructurar la sociedad. Por lo tanto, el mensaje del Reino (gobierno) hace que los creyentes (ciudadanos) tomen en serio el Antiguo Pacto y estudiarlo tanto como el Nuevo Pacto. 17. El mensaje del Reino (gobierno) nos lleva a reinterpretar muchos pasajes de la salvación desde una aplicación individualista a una aplicación sistémica y corporativa. Por ejemplo, Lucas 4:18 conecta a Jesús como Rey anunciando que en Su nuevo Reino (gobierno) liberará a los oprimidos, dará poder a los pobres y liberará a los cautivos. Esto se refiere a la justicia de todo el sistema, no solo sobre echar fuera demonios de un individuo. Compárese esto con Isaías 61:1-4 para obtener el verdadero significado y el contexto. Comunidades y ciudades son redimidas y levantadas por el mensaje del Reino (gobierno). Como conclusión se muestran diez implicaciones del mensaje del Reino: El Evangelio Desconocido 17 1. Entender que ser nacido de nuevo no se trata de ir al cielo, sino de tener los ojos abiertos para que por fin veamos el señorío de Cristo sobre toda la Tierra como Rey de Reyes: “3Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el Reino de Dios. 4Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 5Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el Reino de Dios. 6Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.” Juan 3:3-6 (LBLA) 2. Entender en Juan 3:16 no solo el amor de Dios hacia pecadores individuales, sino que envió a Su Hijo para redimir TODO el orden creado. (La palabra mundo en griego es «cosmos» que son los ‘sistemas del orden creado’). Así pues, Dios nos quiere como habitantes de su Reino (gobierno) para aplicar la Biblia en la política económica y pública y no solo aplicarla en la oración y en los frutos del espíritu. 3. Los dones del ministerio que se encuentran en Efesios 4:11 (“11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”) muestran cómo equipar a los santos para la obra del ministerio en el ámbito laboral para llenar todas las cosas y levantar un El Evangelio Desconocido 18 ejército unificado y poderoso para Dios. No solo para la formación de líderes para el ministerio de la iglesia (ekklesía) eclesiástica (léase Efesios 4:10-16 para el contexto). 4. Cambiar de un enfoque platónico/dualista de la vida, en la que erróneamente creemos que Dios solo valora las cosas espirituales, a un enfoque holístico en el que valoramos el mundo material también. (Juan 1:14: “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros -y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre-, lleno de gracia y de verdad.”) 5. Hay un movimiento que nos lleva a no solo "marchar para Jesús", sino a "movernos" por Jesús y sumergirnos en nuestras comunidades, no solo en nuestras iglesias (ekklesías). Debemos servir a nuestras ciudades con nuestro llamado laboral como ministros del Reino, no solo servir a Dios en los servicios semanales y eventos de la iglesia (ekklesía). 6. La iglesia (ekklesía) es para nutrir apóstoles de gobierno, derecho, economía y educación, no solo para nutrir a los ancianos eclesiales que participan en el gobierno de la iglesia (ekklesía), los estatutos, los diezmos y ofrendas y alimentan trabajadores del ministerio de la iglesia (ekklesía). 7. Entender y ver a Cristo como el Rey de la Tierra, no solo como la cabeza del Cuerpo de Cristo. 8. Entender que la iglesia (ekklesía) no es la totalidad del Reino, pero es el elemento principal del Reino como sal y luz. El Evangelio Desconocido 19 “13Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” Mateo 5:13-16 (LBLA) 9. Trabajar no solo para que haya un avivamiento, sino para que haya un cambio social, porque el avivamiento trae a la gente a la iglesia (ekklesía), pero el cambio coloca a los creyentes (ciudadanos) en el liderazgo social. 10. Entender que la Biblia no es un libro sobre el cielo (¡expone muy poco acerca del cielo!), sino un libro sobre el Reino de Dios (el gobierno) y su pueblo el cual tiene el propósito de gobernar la Tierra. Tanto el Antiguo como el Nuevo Pacto sirven como modelos a las comunidades de fe locales para diversificarse y estructurar sociedades con una cosmovisión bíblica siendo sal y luz a la Tierra. Aunque creemos en la separación Iglesia (ekklesía)-Estado, ya que son dos esferas separadas de autoridad en el orden creado, no creemos en la separación Dios-Estado porque El Evangelio Desconocido 20 toda la vida es acerca de elecciones morales y espirituales. No hay nada totalmente moral. Cualquier sociedad va a estar bajo el régimen de una orden religiosa atea y humanista o bajo una orden gubernamental bíblica.

Latest news